El Aeropuerto Internacional La Aurora es el paso obligado de todo aquel que desee salir o entrar en el país vía aérea. Sin embargo, muchos de los que han recorrido sus pasillos se quejan de la deficiencia que en el existe, no solo sus instalaciones sino la mediocridad de sus trabajadores.

En el tiempo del presidente Oscar Berger, el aeropuerto fue remodelado casi por completo, pero se ha visto envuelto en un sin fin de comentarios negativos debido a las carencias de los estándares internacionales que este requiere.

Las tuberías de todo el complejo han fallado, no hay agua en los sanitarios, además de su mal estado, o en ocasiones este ha resultado inundado.

Sin luz en La Aurora

Jessica regresó de un viaje, es guatemalteca, pero por trabajo tuvo que salir del país, a su retorno se encontró con la triste realidad de un aeropuerto del tercer mundo, ella venía de los Estados Unidos, así que sabía la diferencia entre un sistema y otro.

Cuando bajó del avión se dirigió al área para recoger su maleta, pero un apagón dentro de las instalaciones detuvo la faja del equipaje.

-Estamos atrasados, no hay luz acá adentro y la faja no funciona. Escribió a su hermana Lucía quien la esperaba a las afueras.

¿No hay luz? Le preguntó siempre por chat

Acá afuera si hay, bueno, en la calle. Le dijo su Lucia.

-No, acá no y por ende no podemos recoger maletas, ¡que lata!

Eran las 23 horas del día, de un viaje que había durado 10.

40 minutos después, lograron recoger maletas, aún no había luz ni sistema, así que la Superintendencia de Administración tributaria -SAT- dejó pasar sin objeción ni revisión.

Al salir al parqueo no tenía luz, pero las máquinas que cobran si contaban con electricidad, por lo que el estacionamiento sí fue cobrado.

Foto con fines ilustrativos. Internet/DCA

Extranjeros en Guatemala

Días más tarde llegaron de Costa Rica dos jóvenes, venían a pasar un par de días a tierras guatemaltecas.

En la terminal aérea y a pesar de ser obligatorio el certificado de prueba Covid-19, los responsables no verificaron correctamente los celulares donde traían registro.

“Mae, no nos revisaron la prueba, se lo agrandé para que lo viera y me dijo, si, si, pase, no tenga pena, es decir, pudimos traer una falsa que ni se hubieran percatado”, comentó el visitante.

También manifestaron que ha sido el primer aeropuerto al que han ido que no cuenta con red wifi y eso imposibilita la comunicación con quien los esperan.

“Logré colgarme de una red adentro, pero al pasar la puerta ya no tuve conexión y no tenia activado el romming, por lo cual me fue imposible hablar con quien me iría a traer”, remarcó el costarricense. 

Al momento de colocar las denuncias dentro de las redes sociales, el director solo se limita a decir que son acciones fuera de sus límites o simplemente ignora las quejas de quienes utilizan los servicios de la terminal aérea.

Fotos con fines ilustrativos, fuente Internet, DCA y DGAC.